Los Montes de Toledo

Hubo un tiempo antes del primer hombre, del primer dinosaurio y del primer árbol. Hubo un tiempo en que el mundo era más joven, más sencillo, y la vida solo existía en el mar, donde había surgido. Los días duraban menos horas, el aire era asfixiante, con mucho menos oxígeno que hoy; en el cieloSigue leyendo «Los Montes de Toledo»

El origen

¿Cómo viajar en el tiempo? Por ahora no podemos. Lo más parecido a viajar en el tiempo es descender por una ladera hecha de estratos rocosos, depositados por La Tierra hace millones de años, los más recientes sobre los más antiguos. A cada paso de ese descenso, retrocedemos siglos innumerables hacia edades cada vez másSigue leyendo «El origen»

La niebla helada

Apenas se ve nada más allá de diez pasos, salvo la silueta difusa de las encinas. Cuelgan de sus hojas pequeñísimos hilos de hielo, hechos al congelarse el rocío sobre cabos de seda tendidos por minúsculas arañas. No conviene alejarse del camino en estas condiciones. La niebla del invierno convierte un paraje conocido de antemanoSigue leyendo «La niebla helada»

Plantas carnívoras

El río Mundo nace de una cueva que se abre a media altura en un colosal acantilado de las montañas béticas. Por esa gruta se accede a un laberinto subterráneo de galerías, cavernas y agua que mina ese calar. Nada más salir de semejante dédalo, el río cae por un precipicio de casi cien metros.Sigue leyendo «Plantas carnívoras»

Los trilobites

Los mares fueron suyos mucho antes de que existieran los dinosaurios o cualquier animal terrestre. Los trilobites eran en tiempos de los grandes dinosaurios algo tan viejo como estos lo son hoy para nosotros. Reliquias de ese mundo perdido de los trilobites aparecen en ciertas rocas de los Montes de Toledo, Sierra Morena y otrasSigue leyendo «Los trilobites»